En recuerdo de Carmen

 

Como la flor silvestre de un camino,
adornaste el lecho de un sufrido.
Tu alegría se ha ido,
como la nieve en un río.

Tú que has amado,
cinco hijos has tenido.
Como recompensa
Dios te ha dado, el sufrir como castigo.

Mayor te sentías,
las fuerzas te iban faltando,
tus arrugas se han ido marcando,
como en la tierra el arado.

La espera te consumió
como la luz de una vela. 
Cada día que pasaba 
era más larga la espera.

Sola te veías 
en todo ese tiempo, 
no desesperabas, 
pasaba el momento.

Tus raíces te acompañaron,
era la alegría que sentías. 
Todos estaban de acuerdo
en no dejarte hasta el final de tus dias.

A mi madre política que está en el cielo, 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s