Perlas poéticas II

Entre las hojas de mis libros,
guardo mis sentimientos
como pétalos secos de una flor.
Deseo que algún día,
les sirvan a los míos
como recuerdo.

Cuando veas revolotear las golondrinas
bajo el alero de tu casa.
Coge el paraguas, el chubasquero y las botas de agua.
Las nubes corren despavoridas,
hasta alcanzar tu partida.

No quiero que mis amores
queden en leyenda.
Tampoco que me atormenten.
No quiero enloquecer,
no quiero mudar mi piel.

El Autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s