En busca de mi  hada

En un frondoso bosque,
una hada yo buscaba.
La encontré sin saber,
que a mí ella me esperaba.

Una tarde de pleno verano
a la sombra de una encina,
me fumo un cigarro de caldo
que me sabe a gloria bendita.

Estoy esperando con impaciencia,
en el hontanar del enamorado
a que salgan las hadas a beber.
Es un lugar muy bonito, verde y despejado.

Las hadas se acercan despacio
al salir del interior de un árbol,
me rodean todas juntas,
unidas por sus manos.

Bailan con alegría insinuando,
que quieren ser mis amigas.
Yo quiero decidirme por una,
pero todas juntas me abrigan.

Qué dilema tengo para mí elección,
ninguna quiere quedarse sin mi amor.
No sé cómo repartir para todas,
solo tengo querer para una.

Ellas vuelan despacio en formación.
Son perfectas en sus movimientos.
Todas me quieren agradar con su aleteo,
no sé por cual decidirme, ¿Será por sentimientos?

Sabía que corría riesgos
por la falta de mi decisión.
Ahora me encuentro solo
por creerme su Dios.

 

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s