Bajo la Luminosa

Caseta redondad de piedra seca

Dejé de sepultar el amor,
porque siempre pensé
que alguna mujer me lo pediría.
Llegó el momento de darlo
más fuerte, que en toda mi vida.

Un día la encontré tranquila
en un páramo de Cantalobos. 
Fue tal la revolución sideral
que nuestro amor brotó, 
como nunca en nuestras vidas.

Le propuse habitar juntos, 
construyendo nuestra guarida
con piedra seca del lugar.
Contemplar todas las noches,
la lluvia de las perseidas fugazes.

Queremos vivir para nosotros solos,
bajo la Luminosa plena de la noche.
Ver los oscuros mares lunares,
sintiendo la influencia gravitatoria
de las mareas del mar.

Observo con satisfacción tu belleza
y las curvas de tu bonita humanidad.
Si lo deseas, acariciaré y besaré toda tu figura. 
Te haré sentir el placer más intenso,
empezaré por tu cabeza y recorreré tu cuerpo.

Te amaré con todo mi sentimiento,
con el corazón palpitando y sin resuello.
Conocerás un hombre generoso,
para darle satisfacción a tu cuerpo,
que no merece se vaya, sin un placer intenso.

Al despertar veremos por nuestra ventana,
un amanecer ilusionante y luminoso.
Lleno de color y agradecimiento
por tener la suerte de vivir, 
como nosotros queremos.

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s