Con mi maleta vieja

Un día inesperado de un año cualquiera,
regresé con mi vieja maleta a estar junto a ti.
¡Amor! Sentí que siempre me estuviste esperando,
pensando con certeza que un día regresaría
y que aún me esperarías con todo tu cariño.

No quiero que tú te desmayes
por la impresión del alborozo,
al verme regresar a tu costado.
Cuando todos me daban por muerto.
Cómo ves, estoy resucitado.

No quiero hablar de las penurias sufridas,
las quiero olvidar para evitar mi dolor.
Todo no tiene explicación en la vida. 
Cuando no se puede contar la verdad, 
es mejor pasar página, que engañar.

Yo no te quiero confundir,
ni he falseado mi verdad.
Estuve abandonado y sin amar.
Las cosas no me fueron bien,
porque no te quise olvidar.

¿Qué me pasó?
Una nube me envolvió con mucha agitación,
no supe que me ocurrió en ese momento.
Hoy, todavía me pregunto cómo me transportó.  
No te lo quise decir,  por no hacerte sufrir .

Quiero recoger lo mucho que me ofreces,
en lo más profundo de mis sentimientos.
No tenía pensamientos para una nueva mujer.
Siempre tuve la certeza de seguir queriéndote.
Me gustaría llenarte de amor, todos tus  afectos.

Ansio bañarte en mi felicidad con paz y amor.
No separarme nunca de tu venerable cariño.
Trabajar juntos por el bien de los dos
y querernos como el primer día que nos vimos.
Tienes que saber, que estoy reencarnado.

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s