Vives con amor

 

Se apagó la luz en tus ojos
como causa injusta de tu vitalidad.
Los malos pensamientos volaron,
con la sana honestidad del pasado.

Con la vista perdida en el calvario,
caminas por los vericuetos de tu alma.
Admiro esa dulzura resignada que tienes,
buscando la templanza de tu calma.

Luz del cielo que quema por castigo,
sin considerar lo bueno del cariño.
Aceptas con el corazón libre y abierto, 
las piedras algodonadas de tu camino.

Vas con los ojos cerrados, 
por una cruel enfermedad.
Esa que te castigó sin quererlo,
el resto de tu sufrida vida.

En tu mundo de ceguera eres feliz,
sin ver la misericordia de tus afines.
Esos que no pueden ver en tu mirada,
el gimoteo sentimental de tus deseos.

Escuchas un repicar de campanas,
cuando se acerca a tu lado el amor.
Se alborotan tus sentimientos íntimos,
cual vendaval  antes de la tormenta.

Hubo un tiempo que viste, 
el color variado de las flores,
el amor sincero en las miradas
y la expresión de los sentimientos.

Te quedaste sin claridad en tus ojos, 
pero no sin deseos de amar en tu corazón.
Hoy aumentas tu bondad día a día,
sabiendo que un día, llegará el amor.

Anuncios

2 comentarios en “

  1. Sublime poema escrito desde el corazón, para engrandecer, si cabe, tu admiración por quien con bondad ha conseguido, perder la luz de sus ojos y algodonar las piedras del camino.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s