Cuando el gallo canta

Cuando el gallo canta sin molestar,
nace el amanecer de un día más.
La turba pongo a encender
para calentar el frío del lagar.

Tengo que ordeñar las vacas,
para alimentar a los niños
que revolotean por la casa,
comiendo pan de hogaza.

Somos pobres, pero con dignidad.
Los niños van a la escuela
limpios y afanosos para
aprender a ser más.

Preparo las prensas y limpio las tinas.
Al final de la mañana,
llegan los carros cargados
con las uvas tempranas.

Preparo la comida 
para los esforzados labriegos.
Vienen del campo cansados,
sudorosos y hambrientos.

Día de cansancio y alegría.
Al final de la tarde,
se bebe sin parar.
Todos salen ebrios y sin saber andar. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s