Las Guerras

20140222_125845

La sin razón de algunos hombres,
ofuscados en su ambición,
provoca muertes inocentes,
sin ninguna justificación.  

Sembrado veo el campo,
de cruces blancas silentes.
Es el último homenaje
para esos pobres inocentes.

Varios descerebrados
sin ninguna razón,
obligan a la guerra
sin otra solución.

Mueren por una causa ficticia,
convencidos por una mentira.
Pasan hambre, sed y frío.
Quienes los mandan, están bien defendidos. 

¿Cuándo será el día,
que a los hombres
que arman guerras,
se les devuelvan los tiros  
sobre su propia cabeza?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s