Solo tengo un corazón

Simbolo del Judaismo

Solo tengo un corazón
y de él, no me puedo desprender.
Lo necesito para vivir
y amar al atardecer.

Tú que abrazas el Judaísmo
con ilusión y sin pereza,
repartes tu amor bendecido
entre tu religión y el venido.

Venido para quedarme,
para quererte y amarte,
para aprender tu doctrina
y yo enseñarte la mía.

Te alimentas diferente,
yo respeto como eres.
Amas como un ser coherente, 
sin impedimento aparente.

Crees en un Dios omnisciente,
te protege valiente
de una forma omnipotente.
Te quiero amar,
de una forma providente.

En el amor no quiero religión,
quiero susurrarte en silencio,
lo que no está en los escritos.
Quiero bautizarte con amor
y el agua de nuestro destino.

Quiero ser feliz con tus creencias,
que me enseñes
en nuestra privacidad, la Torá.
Que me expliques el Tanaj, 
para entender tu filosofía.

La religión sin fanatismo,
es un camino,
fácil de andar en compañía.

Anuncios

2 comentarios en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s