A mi nieto Ángel

Un día nació un “Ángel”
que del cielo vino,
no pudo llegar en mejor momento,
es bueno, sano y divino.

Tienes ojos azules como el firmamento,
el pelo corto y rubio como el oro viejo.
Creces espigado con decisión,
eres bueno y te describo sin pasión

Eres aplicado en los estudios,
respetuoso con tus padres,
juegas al fútbol de maravilla
y te diviertes como nadie.

Te gusta el tenis y los animales,
conducir las motos y el buggi.
Todo lo que te propones lo haces bien,
como si para eso, hubieses nacido.

Ángel, todos los días le pido
a San Maximiliano Kolbe bendito,
que te proteja, te dé salud
y te guíe por el buen camino.

Todas las mañanas pido por ti
y por tu “tato” Martín,
que sois lo más valioso que tengo.
Me hacéis sonreír, como abuelo feliz.

Ahora me ausento unos cuantos días
y me voy muy alejado de vosotros.
Todos los días os tendré en mi recuerdo
y lucharé para regresar pronto.

Cuando seas mayor,
recordarás mi experiencia y sabiduría.
Si en algo te pueden ayudar,
que sean bienvenidas.

Quiere mucho a Martín,
que es nuestra alegría.
Cuando seas mayor, tú le enseñarás
lo que hayas aprendido en la familia.

Anuncios

4 comentarios en “

  1. Hermosa dedicación no todos los niños tienen la fortuna de tener un abuelo que hace tal dedicatoria y resalta los valores y virtudes de su nieto,,,que bonito recuerdo tendrá siempre Ángel toda su vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s