El Regreso

En un rincón de mis sentimientos,
te busqué refugio queriendo.
En tu belleza me fijé,
sin pensar, de ti me enamoré.

Vuelvo a tener sonrisa
por lo cerca que te tengo.
Eres una maravilla de mujer,
que encontré sin pretenderlo.

En alpargatas camino hacia ti
por así quererlo,
no te pretendo deslumbrar
con el brillo de mis sueños.

¿Cuánto tengo que rogar
para que me declares tu afecto?.
Ya empiezo a impacientarme,
sintiendo la tardanza sin argumento.

Te llevo en mi corazón
con una fuerte coraza.
Nadie la cruzará salvo tú,
que eres mi elegida.

Tengo la esperanza
de que seas la mujer,
que me pueda querer.
Apague las estrellas 
y alumbre un nuevo amanecer.

Deseo que surja el amor para mí
una segunda vez.
Sería maravilloso,
que pudiésemos
disfrutarlo, hasta en nuestra vejez.

Te vi caminar cuando estabas lejos,
adiviné tu destino de llegada
porque salí a tu encuentro.
Hoy el día sale claro para mí
y te recibo con mil besos.

Quiero ver hasta donde llegas
por el camino inverso.
Nada tengo que objetar
si caminando te marchas.
Te besaré a tu regreso.

Anuncios

4 comentarios en “

  1. Si no fuera una ficciòn creada por el autor , me encantarìa ser la persona que hubiera inspirado estos versos……Son muy bellos realmente.Enhorabuena por ellos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s