Cuando muere el amor

El Faro y el Acantilado

Voy en busca de un acantilado,
donde pueda llorar, sin notar
que mis lágrimas, hacen crecer,
el oleaje del agua del mar.

Ha llegado mi hora final
porque tú lo decides así.
Es tan grande mi pena
que no la puedo resistir.

Pensaba que me querías,
pero fue un espejismo.
No supe entender bien,
el lenguaje de tus mimos.

Cuando pensaba que todo iba bien,
algo pasó que me rechazaste.
Fue inesperado y de sopetón,
pues tú me dijiste, que tenías otro.

Pasarán los años y serás infeliz,
no te quiero mentar ni para decirte adiós.
Mi rabia me pide no volver a verte,
ni coincidir nunca en el mismo camino.

Yo no paro de recordarte en mis pensamientos
y admirar a esa persona de mente fresca.
Me gustaría que recapacitaras y me regalases tu corazón,
con generosidad, cariño y amor.

Los dos sabemos que nos queremos,
te hablo a través de mis versos,
unos los escribo con amor y otros con dolor.
Si es verdad que me quieres, ¡Dímelo!

Anuncios

2 comentarios en “

  1. Es lindo, pero non concordo con autor, que diz que o AMOR MORRE, O AMOR ESTA SIEMPRE VIVO CÓMO O BRILLO DO SOL CÓMO BRILLA TODOS OS DIAS, NOS SERES HUMANOS QUE APAGAMO O BRILLO DO AMOR.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s