El puente de Pedruel

 

Sentado en una orilla del río Alcanadre,
cerca del puente Medieval de Pedruel.
Observo a los tejedores acuáticos,
jugando sobre la superficie del agua dulce.

Vienen a mi cabeza, las promesas del ayer,
cuando estaba bajo los efectos del sueño.
Les decía que las quería, y no era cierto.
Me marché de ese lugar, sin decirles adiós.

Pienso dejarme sobre el agua flotar,
para que me lleve la corriente río abajo.
No quiero hacer sufrir más amarguras.
Estoy cavilando, qué hacer con mi pobre existir.

Deseo ahogar las tristezas, las mentiras
y las traiciones que no me dejan vivir.
Quiero chapotear sobre el agua, como final de mi vida,
hasta que los peces se alimenten de mí.

Confesar quiero con plena verdad,
que amé con toda mi alma a las mujeres tratadas.
No quiero reclamar nada, ni tampoco busco su perdón,
solamente decir, que cuando me relacioné, fue por amor.

Yo decidí abandonar, porque se marchitó mi cariño.
Mis sentimientos los dejé guardados,
porque no quiero olvidaros,
al ser lo que más he querido.

Una mariposa se posó sobre mi hombro,
con claro sentido de amistad.
Quise quitármela con violencia,
porque me asusté al sentirla posar.

Tenía sufrimientos por mi mal obrar.
Imaginaba cómo será mi vida en el más allá.
Espero encontrarme a todas y no pasarlo mal.
¡Aunque es difícil de imaginar!.

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s