Niño buscado

Por un camino engravillado,
corro con mi bicicleta vieja.
Voy en busca de la emoción de saber,
que mi amada me espera.

Veo una brillante luz en tus ojos.
Tu semblante se ilumina de pasión.
No me importa cuanto me suceda,
si contigo me siento como en el cielo.   

Así me gustaría vivir el resto,
como un hombre entusiasmado,
lleno de ilusión, cariño y amor.
¡Bendigo el momento que estoy viviendo!.

Como agua fina,
van calando tus anhelos,
en lo más profundo de mi corazón.
Para ti los guardo, con mucho amor.

No necesito ver
a través de mi bola de cristal,
que tus sentimientos son verdaderos,
como el fuego de un volcán.

Quiero amanecer
entre sábanas de hilo.
Calentarte tus fríos pies
y besar tu cuerpo querido.

Dejar que la pasión nos desborde,
sentir nuestros cuerpos gozar,
formando una bonita familia,
porque un niño queremos alumbrar.

Anuncios

Un comentario en “

  1. Que hermoso poema as escrito, y si en él te refieres al niño interior que llevamos dentro, ése que no debemos dejar morir, q nos da la alegría de vivir y nos hace comportarnos como niños al amar.
    Interesante manera de hacer que tus lectores vivan o sientan tus escritos.
    Felicitaciones Carlos.
    A

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s