Nunca debió suceder

Hoy estoy amargado y contrariado,
porque las prisas me traicionaron
al haber pinchado “no guardar”,
el escrito que había realizado.

No pienses que lo puedo repetir,
pues mi mente se quedó en blanco. 
Eso pasa por improvisar lo narrado
y no poder restablecer lo contado.

No tengo la cabeza para memorizar
lo que para ti, había relatado.
Venía a decir, lo mucho que te agradezco
que leas, lo especial de mis ológrafos.

Tengo la confianza en mí, 
que poco a poco lo iré recuperando.
Hablaba de sueños vividos,
que yo había inmortalizado.

Entre mis pensamientos, 
vuelo con mis alas pesadas
cargadas de sentimientos.
Todos los quiero vaciar, en tu bonito cuerpo.

Te decía cosas del desamor,
de la melancolía y el dolor.
No quiero desordenar mi existencia,
desnudando tus ropas de color.

Te decía como quería llegar a tu alma,
dejando expuestos mis sentimientos
en tu bendita mirada perdida.
Esa que me habla sin palabras.

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s