Observando el crepúsculo

Soy un hombre, que en el crepúsculo,
a veces, sueño despierto
que tengo el alma sirvienta
y el corazón en dos abierto.

El latrocinio de tu corazón,
se ha convertido en una ilusión,
que me hace feliz por amor.
Esperaré el descuido y será mío.

Me cuesta pensar, ¡Qué dirás amor!,
si ves cómo me lo llevo, sin pedirte permiso.
Santificaré mis actos, para pedir tu perdón,
después te amaré, hasta perder la razón.

Siento, que después de una barrabasada,
estoy enamorado como nunca lo estuve.
Tu corazón está llorando, porque siente,
que soy tu paño de lágrimas y tu consuelo.

Amor presente, amor duradero,
amor que tiene como bandera, ser sincero.
Mucho disfrutamos, en forma de amor nuevo,
que deseo sea, la fuerza de nuestro proyecto.

Tengo que recuperar mi alma santa,
para sujetar permanentemente tus sueños.
No quiero que al fin todo se pierda,
por no entender lo mucho que te quiero.

Qué feliz seré, al despertar y tenerte conmigo.
Nunca pude pensar, que después del delito,
no tuviese castigo y sintieras mi amor.
Qué dicha siento, al estar de acuerdo los dos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s