Amor por dinero

20140222_130653

Una noche yo encontré,
una mujer maravillosa.
Nos fuimos a rumbear, 
a tomar algunas copas.

Quedé encandilado,
por la mujer de rizos claros.
Me dejé contaminar, 
por el tabaco y los tragos.

Estaba feliz con aquel portento de mujer.
Todos pensaban con ojos lujuriosos,
¿Cómo este “viejito” le puede apetecer?.
Los dólares hacen milagros al anochecer.

Qué ilusos somos los hombres,
vestidos de “conquistador”.
Nos creemos jóvenes y guapos
y simplemente, compramos falso amor.

Aseguraba quererme mucho,
daba piquitos en mis labios.
Al final en la madrugada,
me enteré que era de pago.

El final de esta historia,
triste y truculenta,
es una borrachera,
hasta acabar la cartera.

¡Qué bien nos está a los hombres, 
por querer  aparentar !.
Sabiendo, que es en  tu casa,
donde te quieren de verdad.

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s