Nunca perdí la esperanza

 

En una clara noche de plenilunio,
me encuentro con la mujer perdida.
Me habla del acabose en esta tierra,
recordando la desgracia de nuestra partida.

Nuestro mal fue la guerra fratricida,
que nos llevó a pasar calamidades.
Para los que la vivimos, eso no se olvida,
aún perduran los sentimientos más tristes.

Tengo cicatrices en el pensamiento, que no se ven,
odio en el corazón, que está a flor de piel.
Me retumban los oídos de dolor
y mis lágrimas se llenan de hiel.

Extravié a mi familia,
en un campo del horror.
No sé qué puedo hacer,
si ya todo lo he perdido.

Espero rehacerme con la mujer hallada,
que es la única, que ahora llena mi existencia.
Encaramos nuestro futuro de amor,
al reencontrarse nuestros sentimientos.

No hay persona que yo más quiera,
que a ella, que me quiere de veras.
Su alma inmortal y eterna, nunca quiso
desaprovechar nuestros momentos de amor.

Quiero decantarme por la necesidad,
de vivir con sentimiento nuestras vidas.
Nunca tendré que romper con mi pasado,
para llegar a lo más profundo de su alma.

Anuncios

Un comentario en “

  1. Bonito poema , recordando la tragedia que viven los refugiados de nuestro mundo.
    Indica la sensibilidad del autor por los temas que afectan al momento que nos ha tocado vivir.
    Enhorabuena , ha expresado muy bien el dolor y el amor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s